De sexos, objetos y atracciones

Mientras que los objetos se atraen por su ineludible condición de masa, los sujetos lo hacemos por nuestra ineludible condición de sexuados.

Desde Galileo (quien dio la pista) hasta Newton (quien lo formuló) pasó un siglo.

Precisamente el mismo tiempo que ha pasado desde Hirschfeld hasta nuestros días y, sin embargo, parece que todavía estamos lejos de que se entienda y acepte esta consecuencia del hecho de ser sexuados.

(Pub. en fb del Instituto de Sexología Incisex, 17 de Febrero de 2013, por Samuel Díez Arrese)

Otros temas relacionados:
Intersexualidad
¿Por qué los seres humanos se aman y se atraen?

Anuncios

Acerca de Samuel Díez Arrese

Profesor del Máster en Sexología del Instituto de Sexología Incisex y la Universidad de Alcalá de Henares. Co-coordinador del programa de Sexología Avanzada. Blog: https://sexologiaenredessociales.wordpress.com/
Esta entrada fue publicada en Hecho Sexual Humano, sexología y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s