El “buen sexo” resulta altamente peligroso y perjudicial para los sexos

Orwell 1984Cuando oigo o leo titulares, artículos, publicaciones, anuncios, manuales, guías, tips, etc. donde se dice “buen sexo” (cómo tener o practicar, claves para, etc.) no puedo evitar recordar las palabras de George Orwell en “Principios de Neolengua” donde describe perfectamente el mecanismo a través del cual un lenguaje puede anular la capacidad de pensamiento.

En lo que nos ocupa, se traduce sencillamente en cómo impedir lo que aporta el concepto moderno de sexo. Esto es: la construcción y convivencia tranquila y satisfactoria de hombres y mujeres, desde sus propios deseos,  en condiciones de simetría e igualdad. E impedirlo básicamente a través de los términos: sexo, sexual y sexualmente.

Por un lado, cuando los usos del término sexo, y sus derivados, van referidos y asociados al “buensexo” actualizado. Es decir: follar mucho y bien, todo lo que se pueda y por cuantos más orificios mejor, no sea que entres en la rutina.

Por el otro, cuando sus usos van referidos y asociados al “sexocrimen”. Es decir: abuso, aberración, acoso, adicción, agresión, crímenes, delitos, depravados, depredadores, desviaciones, discriminaciones, disfunciones, enfermedades, esclavas, extorsión, maníacos, opresiones, pecados, perversiones, provocación, represiones, trastornos, turismo, vicios, violencia, etc., términos que históricamente se adjetivaban de distintas maneras y que actualmente todos ellos ya se han adjetivado sistemáticamente con sexual.

Y tú ¿promueves la capacidad de pensamiento de los sexos o participas del buensexo – sexocrimen?

La intención de la neolengua no era solamente proveer un medio de expresión a la cosmovisión y hábitos mentales propios de los devotos del Ingsoc, sino también imposibilitar otras formas de pensamiento. Lo que se pretendía era que una vez la neolengua fuera adoptada de una vez por todas y la vieja lengua olvidada, cualquier pensamiento herético, es decir, un pensamiento divergente de los principios del Ingsoc, fuera literalmente impensable, o por lo menos en tanto que el pensamiento depende de las palabras.

[…] La finalidad de la neolengua no era aumentar, sino disminuir el área del pensamiento, objetivo que podía conseguirse reduciendo el número de palabras al mínimo indispensable.

[…] Por ejemplo: la palabra «libre» aún existía en neolengua, pero sólo se podía utilizar en afirmaciones como «este perro está libre de piojos», o «este prado está libre de malas hierbas». No se podía usar en su viejo sentido de «políticamente libre» o «intelectualmente libre», ya que la libertad política e intelectual ya no existían como conceptos y por lo tanto necesariamente no tenían nombre.

[…] Su vida sexual, por ejemplo, estaba totalmente regulada por las dos palabras de neolengua «sexocrimen» (inmoralidad sexual) y «buensexo» (castidad). El «sexocrimen» cubría infracciones de todo tipo: fornicación, adulterio, homosexualidad y otras perversiones y, además, el coito normal practicado por placer. No había necesidad de nombrarlos separadamente, ya que todos eran igualmente culpables y merecían la muerte. En el vocabulario C, que consistía en palabras técnicas y científicas, existía la necesidad de dar nombres especializados a ciertas aberraciones sexuales, pero el ciudadano normal no las necesitaba. Éste sabía lo que se quería decir «buensexo», es decir, el coito normal entre marido y mujer con el solo propósito de engendrar hijos y sin placer físico por parte de la mujer; todo lo demás era «sexocrimen».

Orwell, George (2000): 1984. Los principios de neolengua. Ediciones P/L@, pp. 328-335. (Original de 1949).

(Pub. en blog del Instituto de Sexología Incisex, 12 de julio de 2013 por Samuel Díez Arrese)

También puede interesarte:

Anuncios

Acerca de Samuel Díez Arrese

Profesor del Máster en Sexología del Instituto de Sexología Incisex y la Universidad de Alcalá de Henares. Co-coordinador del programa de Sexología Avanzada. Blog: https://sexologiaenredessociales.wordpress.com/
Esta entrada fue publicada en Erótica Amatoria, sexología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s