Género‬ ‎sexual‬ neutro legal, la disfunción semántica por antonomasia

Leo el esperpento “‎género‬ ‎sexual‬ neutro legal” y, entre otras cosas, me planteo lo bien que lo siguen haciendo quienes tratan sistemáticamente y por todos los medios de desactivar e impedir la capacidad de pensamiento en torno a los sujetos sexuados en relación y, con ello, sus contundentes implicaciones para la convivencia tranquila de los sexos.

Añadiendo que:

– Considero una barbaridad, a nivel de estado, la casilla “sin especificar” o “neutro”. Un seguimiento masivo de esta opción provocará, para empezar, que las políticas públicas den “palos de ciegx”, sobre todo, cuando persigan un mínimo impacto (necesario y exigible) de igualdad y equidad social.

– Considero una barbaridad, a nivel de sujeto, que se siga asumiendo que el estado tenga voz y voto en la identidad sexuada de los sujetos, pues no es un asunto público sino íntimo.

– Considero una barbaridad “Género sexual neutro”. Es la expresión con menos sentido y rigor que he leído hace tiempo. Creo que es muy similar a “cuadratura del círculo tridimensional”. Cuadrado y círculo son 2D y lo tridimensional es 3D. Lo neutro es, sencillamente, otra dimensión. Por otro lado, así como la cuadratura del círculo es un problema irresoluble la expresión género sexual es una contradicción irresoluble (como también lo sería “Sexo genérico”).

– El recurso a “neutro” viene (como el género) del campo de la gramática. Con su empleo pretende referirse (torpemente) a aquellas cosas, repito cosas, que gramaticalmente no son ni masculinas, ni femeninas. Cuando se emplea con humanos (y ya no cosas), aquello que no diferencie como masculino o femenino, no es neutro sino humano. Así que la expresión más coherente sería “género sexual humano”.

– Ahora, si se quiere, sustitúyase “género” por las distintas y variadas definiciones (no descripciones) que se hace y constrúyase la formulación como “definición_género sexual humano”. Hágase lo mismo con “sexual” y los distintos significados que se le ha atribuido y estímese qué tan pensable es dicho esperpento disfuncional.

(Pub. en el facebook de Samuel Díez, 26 de junio de 2013)

También puede interesarte:
“Sexo oral”: te proponemos algunas variantes interesantes
¿Practicas el sexo sexual con el sexo? Ojo, tal vez tengas una disfunción (semántica)

Anuncios

Acerca de Samuel Díez Arrese

Profesor del Máster en Sexología del Instituto de Sexología Incisex y la Universidad de Alcalá de Henares. Co-coordinador del programa de Sexología Avanzada. Blog: https://sexologiaenredessociales.wordpress.com/
Esta entrada fue publicada en Hecho Sexual Humano, sexología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s