El parto y la pareja de la mujer embarazada: de acompañante a acompañada

Mujer embarazada

Embarazo. Fuente: pixabay

En mi trabajo de matrona he ido aprendiendo a mirar a las mujeres embarazadas desde una perspectiva de gran angular, consciente de que trabajo con mujeres embarazadas y no con embarazos. Así, con relación al momento del parto y no sin limitaciones y dificultades, he ido logrando comprenderlas y atenderlas más allá de sus miedos, nervios, estados de ánimo o progresión de la dilatación.

Prestar atención a otros aspectos también presentes en un parto resultaba poco probable, pues había aprendido que la mujer embarazada y la futura criatura eran lo prioritario en mi función como matrona. Hacia ellas priorizaba mi mirada y mis cuidados.

Sucede que si nos mantenemos fijas en un lugar, sin modificar el ángulo o la distancia desde la que atendemos, casi siempre captamos las mismas cosas. Por ejemplo, si pienso en el acompañamiento durante un parto doloroso, puede que sólo se vea a la mujer pariendo y las sensaciones que las contracciones producen en ella. Pero también se puede ver que junto a ella está su acompañante. Y, si bien es cierto que no experimentará las sensaciones de las contracciones en su propio cuerpo, también lo es que sentirá otras sensaciones y sentimientos nada insignificantes. Ésas que se producen cuando ves a tu pareja teniéndolas.

En la medida en que he ido incorporando el marco sexológico a mi intervención como matrona, se me ha abierto la posibilidad de incluir todos estos aspectos, y algunos más, en el ángulo de mi mirada como matrona. Por decirlo resumidamente: he logrado ver tanto a las mujeres que venían al parto como a sus parejas acompañantes, a ambos como sujetos sexuados, sabedora de que cada cual viene con su particular biografía sexuada.

De manera que, al atender desde ahí, no sólo veo a la pareja acompañante de la mujer embarazada sino que además trato de ubicarla en el protagonismo que también tiene y desea en todo este proceso, en este capítulo biográfico. Incluso durante el parto.

Pareja acompañante que puede sentirse desubicada, pequeña, diluida, e incluso que molesta, durante el parto. Y que, si ha sido atendida e incluida durante todo el embarazo, percibe que tiene su propio sitio, su propio protagonismo.

Contribuir a generar estos escenarios, en un momento tan intenso emocionalmente, donde ambos sujetos (mujer gestante y pareja acompañante) puedan ser protagonistas como los sujetos “sexistentes” que son,  me ha permitido mejorar enormemente la atención y ayuda que puedo brindarles pues, más allá de cuestiones técnicas, el parto es su momento, no el mío.

Miriam Sobrino Olmedo, matrona y sexóloga.

También puede interesarte:

Anuncios

Acerca de Miriam Sobrino Olmedo

Sexóloga y matrona, coordinadora del área "de pareja a familia: acompañamiento sexológico en los procesos de gestación, reprodución asistida, adopción y crianza", en el Centro Sexológico Sexorum
Esta entrada fue publicada en Pareja Procreación, sexología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El parto y la pareja de la mujer embarazada: de acompañante a acompañada

  1. Pingback: El parto y la pareja de la mujer embarazada: de acompañante a acompañada | Para Mí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s